jueves, 26 de abril de 2012

Organización política y económica de la civilización griega y del Imperio Romano y Bizantino

Antes de comenzar a describir la organización política y económica de la civilización griega es importante destacar el origen de esta civilización por cuanto tuvo sus raíces en la cultura cretense que se desarrollo entre 3000 a.C. y 2000 a.C., en una isla del Egeo llamada Creta; y en la cultura micénica que en 1400 a.C. los aqueos originarios de Grecia continental invadieron Creta hasta conquistarla; por lo que según Guillermo Morón, Juan Reyes y Vinicio Romero; “los elementos culturales de los aqueos y cretenses se combinaron hasta formar la cultura micénica”. Según esta afirmación se puede decir que de allí parte las primeras raíces de la civilización griega y más adelante los griegos debido a sus acciones colonizadoras e invasiones por otros pueblos, estarán envueltos bajo la influencia de varias culturas, sin embargo mantendrán a lo largo de su historia una fuerte unidad cultural.

Grecia cuenta con una variedad demográfica y su fragmentación política es muy marcada, la misma se organizo políticamente a través de la formación de estados, la cual estaba formada desde el periodo arcaico por una serie de ciudades - estado independientes, gobernados democráticamente por oligarquías aristocráticas, cabe destacar que según Ayard Andrés y Auboyer Jeannire en su obra Los griegos de la antigüedad, “las ciudades – estado surgen de la fusión entre poblaciones, los estados griegos abarcan pequeñas comarcas con una ciudad como centro, la polis que era el núcleo de la vida política y social en Grecia y entre ellas destacaron ciudades como Atenas, Olimpia, Éfeso”. De esto que se puede inferir que la civilización griega fue caracterizada a través de la organización política conformada por estado - ciudades (la polis), donde los griegos concebían la misma como un conjunto de ciudadanos pertenecientes a un estado, donde se establecía la vida política, económica, social y militar. Es importante destacar que la polis nacen ante la decisión y la necesidad de los griegos en agruparse para protegerse de los ataques de otros pueblos (esta época oscura se conoce “Grecia Arcaica”).

En relación con lo antes mencionado cabe resaltar que las polis conformadas en la civilización griega dentro de la civilización griega se implemento el sistema político oligárquico, según Áureo Yepez “el gobierno podía estar a cargo de un rey en nombre de todos, un consejo de ciudadanos y la totalidad de los ciudadanos reunidos en asamblea”, es decir la dirección política de la polis descansaba sobre un rey quien era elegido entre los nobles; los problemas de la comunidad se discutían y resolvían en el ágora, donde podían acudir todos los hombres libres para participar. Posteriormente entre los siglos VIII y VII a.C. Grecia pasa de la oligarquía a la democracia. Durante este periodo sobrevino la colonización de nuevas tierras producidas por la migración de muchos griegos insatisfechos con las circunstancias que mantenía la oligarquía; este hecho produjo el nacimiento de una nueva clase social conformada por artesanos, armadores y comerciantes que produjo el desarrollo mercantil, y con la ruptura del monopolio militar de la oligarquía la unión y fuerza de los gens se debilitaron ante grupos que ganaron poder económico y social, en donde el campesino siempre marginado por los impuestos, apoyo a una nueva clase emergente que luchaba por el poder político, por lo que ésta acción “conflicto” como diría Morón Guillermo, “llevo a la instauración de la democracia, en un largo proceso en el que jugaron un papel importante los legisladores, quienes dictaron leyes igualitarias; de aquí el surgimiento de la democracia griega.

Al hacer referencia a la organización económica de la civilización griega, se puede decir que estuvo inicialmente basada en la agricultura, cultivaban cereales, la vid, el olivo y al pastoreo, en seguida evoluciono el comercio en donde se destaco el uso del torno en la cerámica y el dominio de la metalúrgica promovieron la exportación de productos agrícolas y manufacturados e importaban materias primas gracias a su ubicación geográfica que limitaba con el mar Mediterráneo, lo que favorecía la comercialización con el Norte de Egipto y Mesopotamia produciéndose los primeros avances económicos entre éstas, para dar surgimiento a rutas comerciales y desarrollándose con el tiempo el comercio marítimo el cual tomo auge en la organización económica de Grecia tanto así que se introdujo la moneda. Debido a la pobreza de los suelos y el crecimiento de la población al no ser suficiente la demanda de producción, a mediados del siglo VIII inician la colonización de las costas de macedonia, mares de Egeo, Chipre, el delta del Nilo, las Costas Africanas, el sur de Italia, de Francia y España”, este hecho fue lo que demarco o impulso la colonización de otros pueblos aprovechándose de sus bienes y con ello la implementación de impuestos a la población más desfavorecida, lo que siendo así convirtió a los griegos en los colonizadores de las islas adyacentes y en los diestros del comercio marítimo.

Según Montanelli durante el periodo helenístico la cultura griega es recibida por Macedonia por Alejandro Magno y sus sucesores que conservaron y alentaron el espíritu griego hasta propagarlo en parte del occidente, tanto así hasta llegar al “periodo de transición entre el declive de la época clásica griega y el ascenso del poder romano”.

Como consecuencia de esa herencia cultural se efectuara la transculturización entre los griegos y romanos, dando paso así a la fusión de las mismas conocidas como “cultura clásica”; a raíz de este acontecimiento los romanos van a estar influenciados por varios aspectos como en la organización política en la que desarrollaron la monarquía al igual que los griegos, Roma implanto una gran unidad territorial en el mar Mediterráneo y sus aledaños por lo que conquisto numerosas ciudades a las que impuso su sistema social, político y económico.

En primer lugar la organización política durante la monarquía estuvo formado por un Rey que tenia funciones administrativas, militares, judiciales, entre otras; al igual que en los griegos, pero a diferencia de los primeros los reyes no heredaban el cargo si no que era por elección; además los romanos crearon un senado que era una institución constituida por los jefes de las gens la cual lo componían 300 miembros, esta creación visualizada bajo el modelo del senado de Esparta y la participación de los gens en Grecia durante la polis; a su vez también los romanos al igual que los griegos establecieron una asamblea que es donde se reunión los miembros que conformaban la organización política.

Por otro lado Roma trato de establecer una “república” donde pudiesen tener los plebeyos y patricios igualdad así como mejoras para sus ciudadanos romanos, es decir trataron de imitar la democracia de los griegos, más nunca llegaron a formarla. Y en cuanto a la organización política de la república se organizaron por senados, magistrados y asambleas, siguiendo la influencia en la organización a los griegos, pero ajustadas a las necesidades del pueblo romano. Cabe acotar que tras el crecimiento y expansión del poderío romano, el mismo tuvo que cambiar su organización política en un gobierno de tipo “imperio”, lo que lo llevo a expenderse por todo el Mediterráneo y a desarrollar el modelo de un comercio marítimo en toda la región así como la recaudación de impuestos de las ciudades colonizadas.

En cuanto a la organización económica, Roma había adquirido enormes riquezas que según el texto Enciclopedia temáticas del saber. Historia. Huellas del hombre, estas riquezas fueron a parar a manos de los senadores. Sus grandes propiedades eran cultivadas mediante cuadrillas de esclavos, los romanos iniciaron primitivamente la agricultura en la que cultivaron trigo, cebada, panizo y mijo, el mijo, el lino era conocido y empleado para redes y prendas de vestir. Entre las legumbres, el haba era seguramente una de las plantas cultivadas por los romanos desde más antiguo. El cultivo de los árboles frutales se limitaba a unas cuantas especies. Es importante mencionar que durante el periodo de la monarquía, Roma una economía un poco más amplia que el modelo griego.

Así mismo cuando hago referencia al Imperio Bizantino es importante destacar que fue un imperio multicultural y fue heredero de la tradición romana, en cuanto a su organización política se refiere a que el jefe supremo del Imperio Bizantino era el emperador dirigente del ejército, la administración y el poder religioso. Cada emperador tenía la influencia de elegir a su sucesor, al que delegaba las tareas de gobierno confiriéndole el título de césar.

Si bien el emperador elegía a su sucesor que no debía ser necesariamente hijo del emperador. En muchos casos, la sucesión fue de tío a sobrino. Para evitar que los emperadores destituidos y que sus familiares pidieran el trono eran con regularidad cegados, castrados, y confinados en monasterios.

La figura del emperador estaba fundamentalmente correspondida a la Iglesia, que se convirtió en un factor estabilizador, y especialmente con el Patriarca de Constantinopla. La monarquía bizantina tenía un carácter cesaropapista. El emperador y el Patriarca tenían una relación de mutua interdependencia si bien el emperador designaba al Patriarca, era éste el que sancionaba su acceso al poder mediante la ceremonia de coronación.

En cuanto a la organización económica del imperio Bizantino también la principal actividad económica era la agricultura organizada en latifundios, en manos de la nobleza y el clero. Cultivaban los cereales, frutos, las hortalizas y otros alimentos vegetales. Unos de los elementos destacados en la economía de este Imperio fueron su moneda, el sólido bizantino y el besante, de extendido prestigio en el comercio mundial de la época.

Este Imperio era dependiente del comercio con Oriente para el abastecimiento de la seda ya que la principal industria era textil hasta que a mediados del siglo VI el Imperio comenzó a producir su propia seda, y su fabricación fue un secreto celosamente guardado y desconocido en el resto de Europa hasta al menos el siglo XII.

Hay que destacar la gran importancia del comercio. Por su situación geográfica, el Imperio bizantino fue un mediador necesario entre Oriente y el Mediterráneo, al menos hasta el siglo VII, cuando el Islam dominó de las provincias meridionales del Imperio. Posteriormente el comercio bizantino entró en descenso durante los siglos XI y XII, a causa de las endebles concesiones que se hicieron a Venecia, a Génova y a Pisa.

En conclusión la organización política y económica de los griegos dio surgimiento o influyo en la conformación del Imperio Romano y a su vez este Imperio Romano dejo de herencia su tradición al Imperio Bizantino.

La cultura griega es rica en todos los aspectos, igualmente se le atribuye que fue la primera en implementar sistemas de gobiernos y nuevas formas de percibir al ser humano, lo que dio una gran participación a las civilizaciones occidentales, y a la que no está ajena en los romanos al concentrar dentro de su cultura estos modelos de organización política y económica, así como formas de pensar filosóficas, en las que los romanos más tarde crearían “derecho” y se convertirían en un majestuoso imperio rico en aportes occidentales a las futuras generaciones, dejando sus tradiciones al Imperio Bizantino que según escritor británico Robert Byron lo describió como el resultado de una triple fusión: un cuerpo romano, una mente griega y un alma oriental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada